• Mayerling Salas

Smash the Cake Lucas

El Principito ha regresado


“Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es”. Les tenemos noticias: El Principito ha regresado y se llama Lucas.

Una vez más ha dejado el Asteroide B-612 para visitar la tierra, pero en lugar de ir nuevamente al desierto, se acercó a nuestro estudio fotográfico para celebrar su Smash the Cake.

Al mirarlo, recordamos al zorro diciendo: “Debes tener mucha paciencia. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada… cada día podrás sentarte un poco más cerca...”, así lo hicimos durante una tarde y, progresivamente, pudimos acercarnos con nuestro lente y que el arte fotográfico lograra captar aquello que El Principito define como “invisible para los ojos”, esa esencia que solo se puede ver con el corazón.

Lo acompañaron sus amigos el zorro y el aviador… la verdad, es no podemos describir con propiedad lo gratificante que resultó el proceso de preproducción de esta sesión fotográfica, volver a las páginas de un clásico de la literatura, recorrer de nuevo los siete planetas, recordar que como dice el narrador “Todos los mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan)”.

Al final, comprendimos que así como el zorro le dice a El Principito “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso”, nosotros experimentamos la felicidad desde el mismo instante en el cual una mamá nos dice que quiere visitarnos para fotografiar a su bebé, que ese proceso de preproducción, los ejercicios de conceptualización y ejecución del tema llenan de alegría nuestros días hasta el momento de la sesión y post-producción.

Ahora, de vez en cuando miramos al cielo y reímos, porque las estrellas nos hacen reír siempre… y todos piensan que estamos locos.


#Caracas #Samashthecake #Bebé #Fotografía




19 vistas0 comentarios